IMPACTO DEL PLAN DE TRANSMISIÓN DE EMPRESAS EN CASTELLÓN

IMPACTO DEL PLAN DE TRANSMISIÓN DE EMPRESAS EN CASTELLÓN

El Consorcio Gestor del Pacto Territorial por el Empleo de la Cerámica (Pacto Cerámico) es un proyecto en el que participan 11 municipios de la provincia de Castellón (Alcora, Almassora, Betxí, Burriana, Costur, Figueroles, La Pobla Tornesa, Onda, Sant Joan de Moró, Vilafamés y Vila-real).

Además de su actividad como Punto de Atención al Emprendedor, el Pacto Cerámico participa en el Plan de Apoyo a la Transmisión de Empresas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Desde su incorporación, han contactado con más de 200 empresas de estos municipios, 80 de ellas en Vila-real, visitando a más de 130.

La participación de Vila-real en el Consorcio gestor del pacto territorial por el empleo de los municipios cerámicos y de su área de influencia de la provincia de Castellón -más conocido como Pacto de la Cerámica-, se ha traducido en acciones que han beneficiado a un centenar de emprendedores de la ciudad y a medio centenar de negocios a lo largo de los siete años que lleva la ciudad integrada en el ente. El concejal de Economía, Xavier Ochando, ha hecho balance de los resultados de formar parte de este organismo, junto a Arantza Llorente, una de las dos técnicas contratadas para el asesoramiento y atención a los trabajadores y emprendedores y negocios de la zona.

“El PAE cuenta con la colaboración de la Conselleria de Economía, que pretende fomentar la cultura emprendedora y potenciar la competitividad de las empresas, mediante el asesoramiento a los emprendedores”, apunta. En total, desde 2011 se han atendido a unas 300 personas en Vila-real, de las que 90 se han dado de alta en el servicio. “A nivel del Consorcio, han sido 866 personas y negocios atendidos, de los que finalmente 230 se han dado de alta”, manifiesta Llorente.

Por otro lado, el Plan de apoyo a la transmisión de empresas busca asegurar la continuidad de empresas viables en peligro de desaparecer por problemas no económicos, como la falta de relevo generacional o un cambio de orientación profesional, ofreciendo a los emprendedores “una alternativa para no tener que comenzar desde cero y evitando la pérdida de puestos de trabajo”. Este servicio, pionero en la Comunitat Valenciana, siendo el Consorcio la primera entidad a nivel nacional con más número de proyectos vendedores adheridos, convirtiéndose en un punto de referencia y de contacto para llevar a cabo la transmisión de empresas y de negocios de una forma profesional y tutorizada.  Desde su puesta en marcha en 2017, se ha contactado con 80 empresas de Vila-real y 50 se han adherido al plan. La técnica del Pacto indica que “a nivel global, han sido más de 200 las empresas contactadas, de las que 136 han sido visitadas, ya que nuestra función es poner en contacto negocios en traspaso con emprendedores para que tomen las riendas”.

Al margen de estos servicios, el Consorcio ofrece también cursos de formación, en colaboración con la patronal, para trabajadores del sector cerámico que necesitan reciclarse a nivel profesional para reinsertarse en el mercado laboral. “Sólo en el último curso que hemos ofrecido seis de las once personas que asistieron encontraron trabajo posteriormente, por eso consideramos que se puede hacer un balance muy positivo del hecho de formar parte del Pacto, ya que ha incidido positivamente en la recuperación económica de Vila-real en los últimos años, convirtiéndonos en un referente”, concluye.