El Estudio se encuentra en su segunda fase y permitirá analizar la viabilidad del proyecto en cada municipio

Pacto Biomasa 2

El consorcio gestor del Pacto Territorial por el Empleo de la Cerámica se ha reunido esta mañana para dar cuenta del estudio que ya está en marcha sobre la implantación de una estrategia de gestión y tratamiento de biomasa en el territorio. Además se ha informado sobre las actuaciones que están realizando los municipios que forman el Pacto que preside el alcalde de Onda, Ximo Huguet.

Concretamente, la línea de acción en el que se enmarca este proyecto pretende propiciar las bases sólidas sobre las que apoyar el nuevo modelo de desarrollo para estos municipios, más diversificado desde el punto de vista económico, más respetuosos con el medio ambiente y el entorno natural y más cohesionado en el plano social. Huguet ha asegurado que “el objetivo general es promocional el desarrollo económico y la creación de empleo mediante la diversificación de sectores económicos y productivos”. Asimismo, ha recordado que “el plan contempla la gestión y tratamiento de la biomasa para su renovación en combustible sólido empleado en la calefacción de edificios públicos de los 20 municipios que integran el Consorcio”. Del mismo modo, se incorporará el residuo forestal, agrícola y de jardinería para mejorar y proteger el entorno natural, aumentado al mismo tiempo el ahorro energético en edificios públicos.

La técnico redactor del estudio, María Pilar Mocé, ha explicado que se ha establecido una ruta para la implementación futura en los municipios consorciados. En una primera fase del proyecto, se han calculado los tres tipos de biomasa que existen en cada municipio (residual, maderera y agrícola). Durante la segunda fase, se ha estudiado el consumo real de biomasa sobre los edificios de actuación que cada municipio necesitaría y ahora mismo se está realizando un análisis de viabilidad. En este sentido, desde el Pacto se informará de los resultados que estimarán el ahorro de la reducción de coste de gestión de residuo verde y ahorro energético, la rentabilidad y las fuentes de financiación a las que acogerse. Por último, ha informado que previsiblemente la última fase se desarrollará a finales de año.